jueves, febrero 03, 2005

EN EL BANQUILLO # 2. EL PARQUE HISTÓRICO.



No sólo basta con rescatar el el patrimonio arquitectónico de la ciudad. Hay que hacerlo de manera que no afecte a la misma. Me parece terrible arrancarle su pasado a la ciudad. Es como pretender curar a un árbol sacándolo de su ubicación original para replantarlo en otra parte. O una metáfora mucho mejor; dada alguna vez por una colega, cuyo nombre guardaré en el anonimato: Es como si quisieras que generaciones futuras conozcan sobre una especie animal en vías de extinción, y en lugar de hacer un programa de crianza en cautiverio, te dedicaras a cazar a los últimos especímenes para disecarlos. ¿Por qué nunca nadie propuso la restauración "in situ"? En todos los lugares donde había una casa del parque histórico se han convertido en garages, y el centro ha perdido fuerza y espíritu en dichos sectores. Me resulta muy triste que no podamos convivir con nuestro propio pasado, y que tengamos que convertirlo en un artículo de escaparate.
¡Bueh! Yo ya me dí gusto. ¡Ahora les toca a ustedes! esto es como el ajedrez: no importa si atacan o defienden. ¡Lo importante es que jueguen! Den su opinión en El Banquillo.
Dunn.
P.d: ya no hace falta ser miembro de blogger para inscribir sus cometarios por medio de esta página.

1 comentario:

analu dijo...

Hola! es un buen planteamiento, creo que todos los que de algún modo u otro tenemos que ver con arquitectura, urbanismo, o cultura, nos hacemos ese planteamiento muy a menudo, lamentablemente la vida real es mucho más difícil que un debate, y hay que tratar con muchísimas cosas a favor y en contra que son aleatorias.
El patrimonio arquitectónico debe de protegerse, es parte de lo que somos y es buenísimo para reinventarse y darse cuenta de donde venimos y hacia donde vamos. Las ciudades de repente carecen de personalidad y de espíritu porque nos encargamos de cercenarlas y mutilarlas incesantemente.

Un saludo desde Costa Rica... nos leemos

Loading...