viernes, octubre 30, 2009

Guayaquil: Cinco Perlitas.

El “Top 5” de edificios guayaquileños mejor logrados.

Perdidos en este océano de hormigón y fealdad que ha inundado nuestra ciudad desde el siglo pasado, podemos dar esporádicamente con obras arquitectónicas que nos refresquen levemente el alma. A continuación, comparto mi selección con ustedes.

 

5.- La Terminal Aeroportuaria “José Joaquín de Olmedo”.

aeropuerto

Modernismo tropical simpático. Se gana su presencia en esta lista por su exterior, que conjuga dos elementos de forma refrescante. La vegetación y la piedra “Mármol Habano Guayaquil”. 

Tiene algunas falencias en su distribución interior.  Se siente muy “galpón” por dentro, y hay que recorrer grandes distancias para encontrar un baño o un bote de basura.  Esta falencia lo convierte en un “bitchy building”;  es decir, coqueto por fuera y vacío por dentro. 

 

4.- El Edificio “El Universo”.

el universo

Quizás se trate del edificio con el que Guayaquil pretendió decirle “adiós” a los clasicismos.  Sobrio, ordenado.  Sigue los parámetros clásicos al pie de la letra.  Debo confesar que me es difícil hablar sobre este edificio de manera objetiva,  pues tengo un vínculo personal con él.  Viví mis primeros años de infancia frente a él,  en el edificio “Propiedades”;  y no había nada que yo disfrutara más que asomarme al balcón y escudriñar visualmente sobre sus formas.  Aparte de eso,  en aquella época estaba repleto de nidos de golondrinas;  y el verlas volar alrededor de los capiteles era un espectáculo.

Además de su sobriedad arquitectónica, considero que el edifico del diario “El Universo” es un vivo reflejo de las instituciones en la ciudad y su necesaria capacidad de adaptarse a los cambios y a las circunstancias.  Construido originalmente como el Templo Masónico de la ciudad,  fue entregado al banco acreedor de la hipoteca, e inmediatamente fue comprado por sus actuales propietarios.  Hasta hace un par de décadas, en su interior se encontraban las oficinas del diario y las máquinas impresoras. Actualmente, abarca las oficinas de la fundación “El Universo”.

 

3.- El Palacio Municipal.

palacio municipal

El edificio emblemático de la ciudad. Obra del italiano Francesco Maccaferri. Punto cumbre de la expresión neoclásica de la ciudad.  En él se incorporan de manera conjunta los nuevos materiales de la época.  El hormigón, el vidrio y el metal se conjugan con las formas y ordenes de la arquitectura republicana,  para manifestar la transición de épocas en la que fue construido.

Pocas cosas quedan por decir sobre esta edificación,  la cual puede tranquilamente ostentar títulos como el edificio más estudiado y más publicado de la ciudad.

 

2.- El Edificio del banco Central. 

 BCN dia

Joya arquitectónica del modernismo guayaquileño, proyectada por el arquitecto Guillermo Cubillo Renella.  Moderno, poseedor de una geometría pura, estilizado en su forma y resalta por la elegancia de sus materiales.  A diferencia de la gran mayoría de edificios del centro guayaquileño,  Se retira de sus linderos, ofreciendo espacio más espacio público a la ciudad y alivianando la carga visual del paisaje.  Su pórtico volado sin columnas le da una sensación de ligereza. Es como si el edificio flotara.

BCN noche

Además de todo esto,  este edificio tiene un “look” impresionante de noche, con un juego de iluminación tan sencillo, pero al mismo tiempo, tan elegante.

Sin lugar a dudas,  su presencia junto a la plaza San Francisco colaboran en la calidad del espacio público del lugar.

 

1.- El Centro de Convenciones del Parque Rodolfo Baquerizo.

centro de convenciones rodolfo baquerizo

El éxito de un edificio se puede medir en dos ámbitos. El primero –que casi siempre es el único que se toma en cuenta- es la eficiencia y el confort con el que permite que se desarrollen en su interior las actividades para la que fue construido. El otro ámbito es su relación con el entorno;  es decir si el sitio se ha visto mejorado o empeorado con la presencia de aquella construcción.

Es por eso que le doy el primer lugar al Centro de Convenciones del parque Rodolfo Baquerizo. Antes de su construcción, aquel parque era un espacio poco transitado,  esquivado por los transeúntes.  Este edificio se acopla bien al sitio.  Apenas se apoya sobre la plaza,  dejando gran parte de su nivel inferior en en planta libre.  Adicionalmente,  es el único edificio que cumple con algo fundamental para Mejorar el espacio público en Guayaquil: GENERA SOMBRAS. Si este centro de convenciones no contara con su impresionante pórtico de quiebra-soles,  la gente no se sentara en las bancas ubicadas a su alrededor.  De igual manera,  no se usaría el teatro al aire libre que tiene a un costado suyo.  Para terminar los halagos, debo recalcar la forma efectiva en la que se integra con el Malecón del Salado;  convirtiéndose así en el espacio pública que tanta falta le hacía a los estudiantes de la Universidad de Guayaquil.

Este edificio me hace reflexionar sobre las falencias del espacio público de Guayaquil.  Falencias que el Municipio podría suplir fácilmente,  mediante las reformas de ciertas normas.  Se debería retomar la exigencia de los pórticos en las construcciones nuevas de la ciudad, no solamente en el centro.  El beneficio de caminar amparados por la sombra de las casas es invalorable.

centro de convenciones rodolfo baquerizo 02

Y ya que tocamos el tema de las sombras, ya es hora que pongamos un alto a tanta palmera!  Que vuelvan las acacias, los sauces, los cauchos, los ficus y los ceibos a brindar sombra a las calles de la ciudad.  No puedo creer que hayan personas que se autoproclamen “técnicos”, y que cambien a aquellos arboles hermosos y centenarios,  para reemplazarlos por palmeras; con la estúpida intensión de proteger el hormigón.

18 comentarios:

Autómata dijo...

desde que ya no vivo en Gye (hace 3 años resido en Manta), mi ingreso a la ciudad es por el Malecón del Salado, y ese centro de conveciones siempre me agradó como por el modo como da la bienvenida.

Federico García Barba dijo...

Guayaquil parece una bonita ciudad en tus imágenes. Lástima que no la conozca. Como tantísimas otras.
Y se ve que tiene magníficas arquitecturas también.
El edificio del banco Central me recuerda la famosa Lever House de New York. Y desde luego, el centro de convenciones es un estupendo edificio. Parece muy bien construido.
Saludos desde la distancia.

Priscilla dijo...

totalmente de acuerdo con el primer lugar ganador, y mas de acuerdo todavia con la propuesta contra las palmeras... esto no es L.A.! Y los antiguos arboles que muy bien daban sombra y calidez a los espacios hacen falta! sino es de ver la nueva avenida del bombero... se gano algo, pero se perdieron tantos arboles espectaculares..!!!

rudolfganz dijo...

Los cinco son bien elaboradas obras. Por qué no El Terminal Terrestre, donde tu mismo fuiste parte John?
De los cinco elegidos solo uno es original y a mi parecer lo mejor de Guayaquil -sera que mi trauma con el anterior lo hace ver tan hermoso- y es el Aeropuerto de Guayaquil, mal llamado Simón Bolívar.
No tengo nada contra las palmeras y las los faroles (Laterne) que decoran nuestras calles., ya que son mas típicas de Guayaquil que el algarrobo, solo que fueron eliminadas con el paso del tiempo.

Dunn dijo...

Estimado Federico.-

Ciertamente, mi ciudad tiene sitios bellos y espectaculares. Pero, lamentablemente, como en la gran mayoría de las ciudades sudamericanas, aún hay mucho trabajo por hacer.

Se calcula que el 70% de la ocupación del suelo en Guayaquil se compone de asentamientos informales; con servios básicos incompletos y condiciones infrahumanas.

Lamentablemente, esta situación solamente se arreglará cuando los políticos y planificadores municipales y nacionales dejen de auto-engañarse, pensando que somos el "Miami Beach" del Pacífico sudamericano.

Saludos.

Dunn.

Dunn dijo...

Mi estimado Rudolf.-

No tengo problemas con los faroles. Tampoco me matan. Pero la palmera si es ajena a este espacio. Guayaquil creció sobre el manglar, el pantano, lejos de la palmera que es mas sureña, del golfo.

Cierto es que las acacias y los sauces no son del sector. peor aun el ficus o el caucho. Pero, presumo que el ceibo si y el guasmo si son de acá. En todo caso, creo que el espacio público de Guayaquil requiere de vegetación y de sombras; y que esos árboles podrían ser una solución muy agradable. Sino, anda a ver el parque de URDESA, que prácticamente es un espacio cubierto por la copa de los árboles.

Cuídate hermano. Tenemos pendiente un conversatorio en vivo y en directo.

Dunn.

diego dijo...

No olvides al antiguo centro cultural garibaldi... joya pura...

JOSIANA dijo...

estoy de acuerdo con ud. John, a mi también me molesta cada vez que ponen palmeras en vez de unos buenos árboles, como si Guayaquil fuera Miami Beach! Por favor las palmeras no generan sombra!

Por otro lado, concuerdo con tu top 5, en especial q el centro de convenciones Rodolfo Baquerizo esté en primer lugar... debemos diseñar edificaciones como esta, no igual, sino q tengan los mismos objetivos...

Saludos,
Josiana

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

... ...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazon
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesia ...


AFECTUOSAMENTE
LADRILLAZOS




jose
ramon...

ds dijo...

hola, me llamo diego núñez, soy de quito, arquitecto de 26 años.

acá estamos tratando de contactar arquitectos jóvenes con nuevas propuestas del país para poder difundir la obra, hacer critica y hacernos visibles como agentes de transformación de las ciudad y como constructores de cultura.

me gustaría ponerme en contacto contigo. creo que es importante empezar a documentar y generar plataformas de difusion y discusion sobre la arquitectura del ecuador, y en eso andamos unos cuantos acá.

si te interesa te dejo mi mail dse.nunez@gmail.com

saludos

diego

Alfredo Mora Manzano dijo...

¿Quien diseñó el Centro de Convenciones?

Buseta de Papel dijo...

Hola John, mucho gusto, Manuel Murrieta me habló de ti. Interesantes observaciones de la ciudad y el resto de tus análisis en tus otros posts. Te invito a leer cuando puedas al blog del colectivo cultural del que soy integrante.

saludos,
Miguel Antonio Chávez

La Brujula de Ecuador GPS dijo...

Aunque no soy arquitecto ese deleite que tenias de chico al ver las formas de el edf universo asi tan sin saberes tecnicos ni lexicos se asemeja a lo que siento cuando veo esas edificaciones, la del banco central es sin duda mi favorita cuando entro la plena que es una sensacion tan plena. harto ventanal, me parece que es un verdadero clasico pues se ve actual asi pase el tiempo.

no se si hayas hablado de casas, si lo has hecho me haces saber porque me encanta ver cuando camino por la mañana las del barrio centenario y las del barrio orellana. De donde son , son tan unicas me parece que son un sueño!

La Brujula de Ecuador GPS dijo...

Soy Francisco por siaca.. mi programa de turismo citadino guayasense es Ecuador GPS!

http://www.youtube.com/watch?v=t-FFXIHcEdg

pronto te pediremos una interviu sobre la ciudad y sus lugares recomendadisimos

Dunn dijo...

Encantado, Francisco! Tú me dices! Y gracias por esas palabras!

xnegro dijo...

Proteger al hormigón? o negociar con palmeras?

Qué es más importante a la hora de definir el espacio público?

Andy dijo...

Saludos arquitecto el motivo de es escribirle es porque necesito su ayuda para un proyecto de una de sus casas en la costa si acepta mi pedido favor responder a este correo andypsa_1922@hotmail.com gracias!.

Luis Alonso dijo...

Guayaquil es mi sueño disperso. Los arboles que extraño no estan donde los quiero ver y las ciudadelas ya no lo son. Donde llenan de casas para vivir y no es vida entrar ni salir.

Recuerdo las palmeras en el malecon. Era una avenida de dos vias y mi recuerdo ya solo se agferra a las imagenes mentales de un comercial de helados pinguino muy 70'toso. Ese recuerdo me inclina a creer que las palemeras del malecon funcionaban porque no obstruian la vista desde los edificios.

Me duele transitar la av del bombero.

En el 2011 vivi en Manabi. no habia estado por alla desde los 3 años (?) Todos esos Ceibos en el carretero.. y yo vibraba recordando Guayaquil.

Guayaquil es mi sueño disperso que a salpicones verdes encontre en una parte de Manabi.

Urdesa toma lista: acacias, balsamos, cedros, datiles, ebanos, ficus, guayacanes, higueras, ilanes, jiguas, laureles... al final llegas a mirar-flores y los valientes que no temen a los montes suben y llegan al paraiso.

disperso no mas...

Loading...