sábado, febrero 10, 2007

Sobre la Línea Recta

Los que visitan mi blog con frecuencia han de haber visto esa bella cita de Oscar Niemeyer que tengo al final de mi barra lateral. Encuentro en ella la belleza de la naturaleza y la belleza de la arquitectura de Niemeyer:

"Lo que me atrae es la curva, libre y sensual. La curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las nubes del cielo, en el cuerpo de la mujer amada. De curvas está hecho todo el Universo''.

Sin embargo, aquellos que conocen mi obra, saben que disto de aplicar la curva de manera constante en mis proyectos. Ha llegado la hora -a estas horas de la madrugada- que me pregunte del por qué de la constante presencia de la línea recta en mis trabajos. Comparto con ustedes las respuestas que me he dado

Parto de la concepción de la lìnea recta como un ideal, una platonía; pues la línea recta no existe en nuestro universo curvo. Así lo desmuestra la física. Cualquier recta que se trace o se contruya esconde una curva dentro de sí; ya sea dentro de su microestructura o en su macroproyección. Como dice Niemeyer, la curva es una expresión de la naturaleza de nuestro universo, por ende, inevitable para el ser humano.

Sin embargo, como humanos -mitad materia; mitad espíritu- albergamos la concepción de una línea más allá de nuestro cosmos. Una línea sin curvas, digna habitante del Mundo de las Ideas de Platón.

La línea recta es para mí la expresión de nuestra parte espiritual, nuestro lado mentalmente sensible, que anhela algo más allá de lo que se ve o se sabe. A la línea recta se la siente, por muy inexistente que sea.

La recta es para mí, en definitva, una expresión de nuestro lado metafísico del ser humano (en el sentido filosófico de la palabra. Por favor, no lo interpreten en su sentido esotérico). La naturaleza expresa su curvilínea escencia aún en las rectas que anhela el ser humano en sus trazos y en sus construcciones. Amo la naturaleza, pero está en mí -como ser racional que soy- el buscar el rasgo primordialmente humano y nuestro. Aquella expresión que me atrevo a pensar que es el vínculo que nos une con lo Divino.

Espero que sepan disculpar la verborrea filosófica. Espero que al menos uno la haya disfrutado.

Saludos y opinen.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

hola, soy estudiante de matemáticas y filosofía y me parece que si fue una verborrea, pero no da para filosófica, a mucho.una poetización.
El acto snob de mencionar ciertos conceptos filosóficos de educación escolar es una clara paradoja , puesto que tu ensayo parece levar el peso en los adornos y no en el tema, como dirias tu, en los accidentes y no en la escencia.

Saludos

Dunn dijo...

Saludos, anónimo lector.-

Gracias por molestarte en poner tu opinión, la cual debe ser totalmente válida para alguien involucrado de lleno en el mundo racional de las matemáticas y la filosofía. Como podrás apreciar, este es un blog cuyo tema principal tiene que ver con la arquitectura, e inevitablemente, los demás temas son casi siempre tocados desde la perspectiva de un arquitecto. Quizás por ello no puedo extripar la emotividad de mis divagaciones.

Agradezco la palabra "poetización", aunque indicas que "a lo mucho" doy para eso. En todo caso, eso es señal que voy por el camino que me propuse. Gracias por el "feedback".

Como dije antes, tu opinión es totalmente respetable, y por eso la dejo ahí, publicada. No soy un censurador. Sin embargo, me atrevo a aconsejarte que te identifiques cuando vayas a emitir tu opinión la próxima vez, ya sea en este blog o en otro. De esa forma, te garantizarás de que tú recibas el mismo respeto que reciben tu opiniones.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

ay!!!!

a mi si me gusto

Anónimo dijo...

hola. soy estudiante de arquitectura, ULS chile, la verdad comprendi totalmente el mensaje por muy complicado que sea y que mas claro me queda el concepto de "vemos lo que otras personas no logran ver".
mi caso es sencillo, mi novia tiene trazos curvos y ella concive la recta en los actos estaticos o que no demandan trayectos del hombre como es el acceder y otros, pero su manejo en los interiores que tiene que ver con la espiritualidad del hombre y como se manifiesta dentro de el, que es la curva y el movimiento contenido, admiro las opiniones extradiciplinarias y espero que sigan escribiendolas, asi comprendemos mejor y mas absorvemos.
un saludo Carlos Torres Miranda arQuls. La Serena, Chile
carlitros302@hotmail.com

Anónimo dijo...

Hola. Me gusta tu espacio y particularmente este post, de hecho me ha servido como punto de partida para un estudio que comienzo sobre la ciudad de Porto Alegre en Brasil, cuya arquitectura muestra muy pocas curvas y donde la línea recta y los cuadriláteros han sido explotados desde muchas perspectivas estéticas. Gracias por compartir tu perspectiva de la línea recta. Un saludo.

Loading...