viernes, octubre 24, 2008

LA FEALDAD SOBRE LA FEALDAD.

QUÉ BESTIALIDAD

Hemos vuelto, queridos lectores y lectoras; pero hemos vuelto esta vez con furia, con enojo y con más bilis que antes. Bilis que es generada una vez más por las BRUTALIDADES ARQUITECTÓNICAS que se cometen en nuestra querida ciudad porteña, muy a pesar de los sacrificios que hace Guayaquil por mantenerse guapa, a pesar de lo que hacemos los arquitectos, los publicistas y los burócratas.

Por nuestra parte, nunca hemos dudado en señalar al edificio del Ministerio de Agricultura y Ganadería como el Edificio MÁS FEO de Guayaquil. Se trata de un "Frankenstein" de hormigón armado y vidrio. Frankenstein en todo su concepto. Al igual que la mostruosa criatura que engendrara el obsesivo Doctor, este edificio parace haber sido hecho con pedazos de otros muertos. Muertos que deben haber sido "bonitos" (ustedes saben cuánto odio esa palabra), cuando estaban vivos y dentro de su contexto. Peor acá, los pórticos "a lo Niemeyer" no tienen nada que ver con una torre amorfa, entre lo cilíndrico y lo triangular, entre el homrigón supuestamente brutalista, pero pintado redundantemente de hormigón y el vidrio roto y abandonado de su indescriptible fachada. A todo esto, súmenle ese extraño "sombrero chino" que tiene al lado opuesto a la torre. Es un monstruo. Un reflejo de la ingenuidad con la que la tecnocracia súbdita de las dictaduras setenteras generó el plan del Eje Urbano "Quito-Machala"; donde según ellos, emergería una ciudad llena de rascacielos. Nueva York en el trópico, ...ahí tienen el resultado.

Pero, tal parece que este edificio no es lo suficientemente feo a algunas personas, las cuales desde diferentes bandos, han decidido colaborar con el fin de volvero más abominable. ¡y lo lograron!

Ahora resulta que este estorbo de hormigón, utilizado actualmente sólo en un 20% de su capacidad original, soporta una publicidad HORROROSA, que aporta con su granito de arena (por no decir que con una cantera enorme) a la contaminación visual de Guayaquil. Esa taza de Nescafé es una de las razones por las cuales he empezado a tomar más capuccinos del "Sweet & Coffee". Afea aún más la ciudad. Denota la calidad de ESTORBO que tiene el edificio que la sostiene. Ahora, Guayaquil tiene una cosa fea sobre otra cosa fea. ¡Si parece que ambas porquerías estuvieran copulando, con la intención de engendrar más fealdades!

Por eso hago este grito desesperado, a los publicistas, arquitectos y comunicadores, con la intención de invitar a la reflexión sobre el asunto. De lo contrario, haremos de los edificios de Guayaquil una suerte de lamentable mostrador; y así como tenemos una taza de "Nescafé" sobre el MAG, luego tendremos un "Tetra Pak" de "Natura" sobre el deficio "Forum"; y más allá, un bolón de verde gigante del "Café de Tere" sobre el edificio "Huancavilca".

¡Que los Dioses nos libre de semejante pesadilla!

Y ya que hemos tocado ya el tema, si esto llega a manos de alguno de los publicistas que manejan la cuenta de NESTLÉ, por favor, ¡recapaciten! Esta vaina de la taza está peor que la del avión.

La publicidad no debería meterse a la brava en los ojos del consumidor. La buena publicidad persuade, sin imponerse. Eso diferencia la publicidad vulgar de la publicidad inteligente, hecha con buen gusto y astucia.

burrada mag

8 comentarios:

Anónimo dijo...

maldita publicidad. maldito nescafé.
el espacio público es PÚBLICO.
que pena que no sea fácil lanzarle una molotov o bombas de pintura. (igual lo intentaré)
sólo falta que la payasada esa gane un condor de oro.
hay que matar a la publicidad antes que se coma nuestras ciudades.

Anónimo dijo...

Increíble, pasmoso, abominable. Parece el más sarcástico fotomontaje, no sólo por la fealdad sino por el concepto... por qué el ministerio de agricultura y ganadería sería la columna donde se asiente la taza del horroroso nescafé?
Bien, John, por estar pendiente y mantenernos alertas.
Yanna Hadatty

Anónimo dijo...

Y la crueldad continua por las noches al verlo iluminado.. a lo mejor fue una oda a Gulliver. Muy bien John!

maria dijo...

Comparto la nausea visual que te ha provocado la "tazota". Sin embargo mi comentario apunta a la monstruosidad que le sirve de pedestal. Ese edificio es un monumento a la dictadura militar: inmenso, oscuro, descontextuado, inutil, perverso. Solo por eso deberia ser dinamitado para que por lo menos su destruccion entretenga al mundo por youtube. Que respuesta tienen los arquitectos frente a estorbos visuales como ese edificio? Yo como mera esteta propongo que se le alquile a Nestle todo su exterior y que contruyan unos bastidores gigantes que lo tapen totalmente. O que tal si Colchones Primor cubre todo el edificio con colchones de colores? Tambien se le podria quitar todos los vidrios y convertirlo en una torre de parqueo obligatoria para que en el casco central de la ciudad no se permita parquear el las calles. Mi punto es que uno no deberia aceptar la fealdad urbana hasta el punto en que deja de verla. De pronto la "tazota" ayuda a que se den cuenta del horror, visual y simbolico, del edificio que le sirve de base.

Ma. Candela dijo...

Es una molesta mancha roja... leí en un diario local que este tipo de publicidad está a la vanguardia de las metrópolis que hay una similar en Colombia. ¿En serio? me dije, pues prefiero ser un pueblito tropical a tener un tributo al consumismo obstruyendo mi ángulo de visión...

la taza iluminada se ve desde mi casa en el Astillero!

Continuaré feliz consumiendo mi café Gardella, ninguna taza roja logrará cambiar mi preferencia por el buen café de tueste!

Ma. Candela dijo...

Es una molesta mancha roja... leí en un diario local que este tipo de publicidad está a la vanguardia de las metrópolis que hay una similar en Colombia. ¿En serio? me dije, pues prefiero ser un pueblito tropical a tener un tributo al consumismo obstruyendo mi ángulo de visión...

la taza iluminada se ve desde mi casa en el Astillero!

Continuaré feliz consumiendo mi café Gardella, ninguna taza roja logrará cambiar mi preferencia por el buen café de tueste!

Anónimo dijo...

Desde los 9 años vivo en el centro "olvidado", parque Centenario hasta puente 5 de Junio, en un séptimo piso que me ofrece una vista amplia del norte guayaquileño y del cerro del Carmen, vista interrumpida unicamente por lo que de pequeño pensaba era la pierna perdida de Boss (el robot del gordo amigo de Kabuto) o una gigantesca licuadora. Y bueno, ya me habia acostumbrado a tenerlo presente en mi paisaje citadino, pero esa sobredosis de cafeína en su cabeza es el verdadero colmo.... y es lo primero que veo desde mi ventana... cada dia, todos los dias.

COMPRO DINAMITA AL POR MAYOR.

Claus

ULISES VERTTI SANCHEZ dijo...

realmente podemos decir que esto es culpa de la publicidad, no voy a ser abogado del diablo pero como mercadologo y publicista tengo que exponer algunas cosas.
1. en primer lugar la publicidad que esta de moda es la AMBIENT MEDIA, que es un tipo de publicidad, donde la misma se fuciona con el medio y como ejemplo les dejo estas imagenes:
http://corcholat.com/!Maf
http://corcholat.com/!OtM
http://corcholat.com/!INh
http://corcholat.com/!s56
en esta misma paguina pueden ver mas ejemplos de esta publicidad.(en algunos paises como México esta prohibida este tipo de publicidad)
2. ahora, muchas veces este tipo de descisiones no las toma el departamento de publicidad, sino que son tomadas como politicas de la compañia (en pocas palabras lo decidio el dueño)
3. creo que nestle tiene mas medios y el capital para realizar su publicidad
4. si realmente fue idea del departamento de publicidad, debo admitir que es horrible y con una gran falta de imaginación que deberian echarlos.
por ultimo debo decir que es bueno que se critique el medio donde vivimos y no solo ser simples observadores y por favor no le echen toda la culpa a la publicidad

Loading...