miércoles, octubre 26, 2005

Humor Refrescante: Garden State.


Zack Braff, el médico torpe de la serie "Scrubs" saca sus diversas facetas a la luz pública en esta película: escrita, dirgida y acutada por él. Y si bien en ninguna de estas actividades logra noquearnos del asombro, el resultado final es un filme ligero, fácil de seguir, de un humor novedoso y nada pretencioso.

A diferencia del tonto e hiperactivo personaje que interpreta en "Scrubs", Braff se apodera de un personaje, hecho totalmente por él y para él: Largeman, un joven que abandonó su aburrida Nueva Jersey para volverse actor. Su vida en Los Angeles no escapa de la tormentosa y mediocre vida que llevan aquellos que apenas empiezan sus carreras en el mundo de la actuación. Entre cada papel que consigue en alguna película mala, trabaja como salonero en un restaurante. Súbitamente, se ve obligado a regresar su estado natal, para acudir al funeral de su madre. El mentalmente entumecido Largeman padece entonces dos reencuentros importantes, como consecuencia de este viaje: uno, con sus antiguos compañeros del escuela; el otro, consigo mismo.

El personaje principal se va librando del intoxicante efecto de sus calmantes, a medida que transurre el filme y va descubriendo el mundo de sus viejas y nuevas amistades.

Curiosamente, el observador va apreciando que Largeman no es el único "entumecido" en el filme. Lo que los calmantes hacen en Large es lo mismo que hace la mediocridad en un amigo enterrador del cementerio, o lo que hace el dinero a un acaudalado conocido, que adquirió toda su fortuna mediante un rídicula patente: velcro silencioso.

Poco a poco, El personaje de Braff se encamina hacia el control de su vida; no mediante épicas luchas (esto no es "Cinderella Man", ¡por suerte!), sino descubriendo las cosas sencillas que hay a su alrededor y compartiéndolas con la cursi mitoma Natalie Portman, que interpreta -una vez más- a un personaje igualito a ella: adorable, limitado y cursi.

En todo caso, ¡película recomendada! Refrescante, chistosa y sencilla; como para desintoxicarnos de película chatarra y tanta televisión chatarra que pretende tenernos más entumecidos que nunca.

No hay comentarios:

Loading...