miércoles, mayo 21, 2008

El Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires.

Cierro esta serie posts sobre Buenos Aires con algo semejante a un fotoreportaje,  quizás una de las trayectorias más emotivas de todo mi viaje:  mi visita al Museo Nacional de Bellas Artes.

IMG00819

Tuve la suerte de poder coincidir con la exhibición itinerante de Rodin.  Una experiencia maravillosa. Casi me acabo la memoria del chip con tantas fotos. He escogido las mejores fotos de mi colección, para compartirlas con Ustedes.

Sin embargo, este post no hubiera sido posible, de no haber contado con la excepcional colaboración de Juan Marticorena, Asistente de Seguridad de "Lima Airport Partners", y quienes trabajan bajo su supervisión.  De igual manera,  agradezco la ayuda dada por Gabriela Cornejo y Emilia Vera,  ambas de TACA Guayaquil.  Todos los ya mencionados ayudaron desinteresadamente, a este blogger a recuperar su celular, abandonado tontamente en el aeropuerto de Lima,  cuando regresaba de Buenos Aires a Guayaquil.  A todos ellos,  mi gratitud y les dedico este post.

¡Disfruten!

1.- RODIN

"El Beso", mi escultura favorita de todas.

IMG00821

La belleza de esta obra radica en su acabado.  Se diluye entre la precisión de las formas y la ambigüedad de los detalles,  que no permite ver las partes de los cuerpos de modo preciso,  pero que revela el movimiento de estos amantes de piedra,  conmocionados por un sólo sentimiento fusionante.  Esa estatua es impresionismo hecho con martillo y cincel,  como si de pinceles se tratara.

IMG00820

La mano parece moverse sobre el muslo de la amada.

IMG00823 

Hay gravedad en la forma en que caen los cuerpos,  en cómo se sustentan.

 

OTRAS.

IMG00822

En cambio, en este, la piedra flota.

IMG00827

IMG00825

IMG00833

IMG00834

 

GAUGIN

IMG00838

IMG00839

 

VAN GOGH

IMG00837

 

OTROS.

IMG00840

 

IMG00846

IMG00848

 

Paul Kee

IMG00866

 

Kandinsky.

IMG00869

 

Chagall.

IMG00872

 

Miró.

IMG00871

 

Picasso.

IMG00873

martes, mayo 13, 2008

La Casa del Dr. Curutchet.

La casa Curruchet, desde el parqueLa ciudad de La Plata queda a unos 75 kilómetros de Buenos Aires. Es parte del "Gran Buenos Aires", esa masa urbana que contiene más humanos que el Ecuador entero. La Plata es la capital de la provincia de Buenos Aires, y nació desde sus inicios concebida como tal. Vista desde el aire, es una trama perfecta, complementada por dos diagonales, dos calles axiales y una impresionante cantidad de jardines. Una interesante muestra de la concepción urbanística de comienzos del siglo XIX.

P1012245

Cuando le decía a alguien que me iría de Buenos Aires a La Plata, para visitar la casa del Dr. Curutchet, la reacción era inmediata: "pero..¿PARA QUÉ?". Tal exclamación venía acompañada de varias justificaciones, según el caso: "¿Tan increíble es esa casa?"; "mejor no pierdas una mañana entera, ¡que en Buenos Aires podrías aprovecharla mejor!" Ninguna de esas cosas me sacó de la mente la idea de visitar la casa del Dr. Curutchet. Poro poco y soy vencido por el humo de los incendios rurales que rodeaban al Gran Buenos Aires, pero -por suerte- la autopista se abrió a las 10 de la mañana.

P1012248

El viaje en bus toma unos 45 minutos, si se va por la autopista. Tiempo suficiente como para descansar o leer un libro. "Atmósferas", de Peter Zumthor fue mi compañero de viaje. Se llega a una ciudad que tiene un ambiente equivalente al meter el centro histórico de Cuenca, con Urdesa en una licuadora, pero mucho más verde y acogedor. En una ciudad donde predominan las veredas anchas y las fachadas planas de casas con dos plantas de altura, (estilo muy "republicano", por cierto).

P1012249

En medio del mencionado paisaje, se encuentra la casa Curutchet, rompiendo el esquema temporal de las fachadas del la Avenida 53, aunque ahora, del lado norte de la casa, hay una torre de departamentos, hecha en ladrillo, y aterrizada no sé de qué planeta.

Lo primero que llama la atención de ella, es la blancura que posee. Más allá de la mística que pongan en ella los ojos del peregrino arquitectónico, se trata de un riguroso mantenimiento, al cual la casa está constantemente sometida. Y no es para menos. La casa ha sido declarada como "Monumento Nacional". Es el único monumento histórico de características modernistas, en medio de una ciudad evocadora del fin del siglo XIX.

Según me explicaron, la casa sigue en manos de la familia Curutchet; pero se la alquilan al Colegio de Arquitectos de la Provincia de Buenos Aires, cuyas instalaciones están en una casa que colinda con el lindero posterior. Eso hace que la casa se mantenga ajena al tiempo. Pero esta preservación, esta criogenización de la arquitectura trae consecuencias. La casa da la impresión de nunca haber sido vivida. Los pocos rastros de que quedan sobre su ocupante original y el retiro del mobiliario le dan una asepsia exagerada al lugar. Quizás ese sea el precio que haya que pagar por la preservación de este hito arquitectónico. Si metemos a "Walt Disney" dentro de una cámara congeladora, no esperemos que sonría.

Entrada a la casa. La rampaLo que llena de vida el lugar son los estudiantes de arquitectura. Ellos son los nuevos habitantes de esta concha abandonada. Llegué a la casa, y confieso que tuve que contener mi emoción al entrar, para no sentir que estoy haciendo el ridículo delante de personas que podrían tranquilamente ser alumnos míos. No están ahí todos los días; al menos, no en el número en el que yo los encontré al llegar. Tres chicos suelen estar ahí como ayudantes y guías. Los demás que me topé estaban en la casa, cumpliendo con algún deber impuesto pos algún profesor. Dibujaban, medían, concordaban, verificaban. Todo esto en un monástico silencio. Y en medio de esto, yo, finalmente; dentro de uno de los hitos más importantes de la arquitectura sudamericana; calladito por fuera, gritando por dentro.

P1012252

Pero, ¿cómo así, una casa proyectada por Le Corbusier, en La Plata? Vale a pena recordar que el famoso Maestro nunca estuvo en Argentina; ni antes de empezar el proyecto, ni después de finalizarlo. Sin embargo, el Maestro publicaba la casa en sus libros, sin eliminarla de su portafolio. Debió haber sido un proyecto muy querido por él.

P1012256

Según supe, la historia de la casa es esta:

El Dr. Curutchet, un reconocido cirujano de la comunidad platense en ese entonces, no encontraba arquitecto alguno que le presente una propuesta que sea de su agrado. Se trataba de un lote difícil. Entre medianeras, y de paso el frente está cortado a 45 grados, como consecuencia de ampliaciones de la vía. La propuesta debía abarcar tanto la residencia del cirujano, como su consultorio; evitando la pérdida de privacidad en la parte residencial. Su hermana -quien vivía de organizar viajes turísticos a París- le comenta sobre este arquitecto suizo radicado en Francia, y le plantea la idea de solicitarle al famoso arquitecto que proponga una solución coherente y bella a la vez.

IMG00813

La propuesta de Le Corbusier es magistral. Da una solución limpia y ordenada, enriquece un terreno que peca de simplón. Los dos programas se polarizan: el consultorio al frente; la casa al fondo. Entre ambos, una rampa que sigue longitudinalmente el trazado del terreno. Junto a la rampa, un sendero que lleva al área de servicios, así como un patio interior mínimo en expresiones: piedra, una escultura de Ommi, y un arce que se ha puesto enorme y espectacular con el pasar de los años. El verdadero habitante de la casa.

P1012257

La cubierta del consultorio sirve de terraza para la vivienda. Estos espacios están tratados en fachada con el mismo tipo de "Bise-Soleil" de hormigón; lo que da una visión unitaria del proyecto desde la calle. Los quiebrasoles y el enorme arce se encargan de mantener al sol de la tarde alejado de la casa.

P1012259

Se nota en el proyecto lo tacaño y preciso que podía ser Le Corbusier en sus proyectos residenciales. Sin embargo, a pesar de ello, la en ningún momento sentí que la casa fuera apretada. Siempre había un lugar hacia donde la vista pudiese fugar. Tal característica resulta efectiva en proyectos como este, en los que se debe ceder en lo posible espacio a áreas comunes (el espacio intermedio entre la casa y el consultorio), con el fin de lograr amplitud visual e ingreso de la luz solar. Irónicamente, esa habilidad era la que volvía sus proyectos de mayor escala en lugares apretados y algo asfixiantes, relegando obras como la "Unité" de Marsella para seguidores de culto, como arquitectos y artistas contemporáneos.

Disfruté al máximo de visitar la casa Curuthet. La fotografié hasta llenar la memoria de la cámara. La dibujé, hasta que me botaron para cerrar (la casa está abierta al público sólo de 10h00 a 14h00). Me llevé un montón de visiones de tan impresionante lugar. Me queda la frustración de seguir dibujándolo. El tiempo es el aguafiestas de todo viajero, y yo no podía ser la excepción. En todo caso, salí más liviano de lo que entré.

Ya en el bus, quise retomar mi lectura de Zumthor; pero descarté esa idea de inmediato. El viejo y querido arquitecto Carlos Morales solía atosigarnos con una conferencia que -al menos yo- oí unas cuatro veces, titulada: "¿QUÉ LUGARES DEL MUNDO ME ROBARÍA, EN MI MEMORIA?". Sentado, en el bus, camino de regreso a Buenos Aires, sentí que había cometido mi primer crimen... y me encantó.

La Bella rinde un ingenioso tributo a "la Bestia".

SJ anywhere I lay my head

portada del CD.

Scarlett Johansson está ampliando su campo de acción.  Ya no quiere ser conocida por guapa, ni por tener buenos roles como "Lost in Translation" (su primer buen golpe como actriz), o "Match Point", dirigida por Woody Allen.  Ahora, Scarlett Johannson quiere cantar.

Lo interesantes es que para catapultarse a la fama como cantante, no haya escogido el camino fácil.  La guapa actriz no ha escogido a un productor quinta, que le ayude a ser la nonagésima imitadora de Madonna.  Ella ha optado por un camino difícil, pero interesante. En lugar de hacer canciones poperas que duren tres semanas en las discotecas de Nueva York y de producir discos que se vendan más por la carátula que por el contenido,  Johannson ha realizado un CD tributo a uno de los más impresionantes y oscuros compositores de esta época: Tom Waits.

tom waits

Retrato del "Homenajeado".

Tom Waits es muy poco conocido en el mundo de la música comercial. Esa es una de sus grandes virtudes.  Aún así,  su talento como músico y como compositor es respetado y valorado entre quienes hacen música. El espéctro de cantantes que han interpreado obras suyas van desde Rod Stuart ("Downtown Train")hasta "The Ramones"("I don't Wanna Grow Up").  Waits se desenvuelve además en el mundo de la actuación cinematográfica. Se caracteriza por escoger papeles de segundo orden, casi siempre personajes vinculado con la demencia. El fue quien interpretó al desquiciado Remfield en "Francis Ford Coppola's Dracula". Una participación corta pero intensa.

Aparentemente, en este tributo, Sacrlett no estará sola.  Será un disco con canciones en formato de "duetos".  Eso le da un rasgo más interesante al disco, pues la novísima cantante demuestra así reconocerse como una novata en el ambiente, y -en lugar de optar por luchar y ser la nueva ganadora de "American Idol"- prefiere acompañarse de otros.

Confieso que aún no he oído el CD, pero eso está por arreglarse en el transcurso de estos días.  Supe, a través de la chismografía de "Rolling Stone", que la bella Scarlett logró interesar al camaleónico David Bowie con su propuesta;  hasta el punto que él solicitara participar en una canción del disco. Eso ya hace que esto se trate de algo interesante y provocador.

Tom_Waits_Tree

En fin,  les diré cómo me fue al degustar de esta producción. Por todo lo expuesto,  puede ser tan malo. Ojalá mi entusiasmo se vea recompensado con un buen tributo de la Bella a la Bestia.

Visita aquí la reseña del Diario "El Clarín" de Buenos Aires sobre el Disco.

Memoria Urbana incendiada: el TU Delft en llamas

 

A las diez de la mañana, en la ciudad de Delft,  ha comenzado un incendio que continua incontrolable, hasta los instantes de la publicación de este post.  Se trata de la Facultad de arquitectura del TU Delft,  proyectado por el TEAM X,

Se desconocen las causas del incendio. No hay muerto ni heridos que lamentar, pero se trata de una gran pérdida para la formación de arquitectos en Holanda y el mundo.  El edificio contaba con una biblioteca impresionante,  además albergaba durante estos días una exposición de maquetas históricas, realizadas por los miembros de TEAM X, así como de De Stjil.

Una pena, ante el fuego y el olvido, la arquitectura sólo puede resignarse.

miércoles, mayo 07, 2008

En la Ciudad de la Furia.

Buenos Aires 01

Mi primer encuentro con Buenos Aires fue espectacular. El Gran Buenos Aires se nos presentó de noche, a través de la ventana del avión, y luciendo todas sus luces. Se trataba de una ameba urbana enorme, compuesta por una población equivalente a totalidad de ecuatorianos existentes en el mundo, que rasgaba la oscuridad de la madrugada. El único impedimento que tenía este monstruo luminoso para comerse todos sus alrededores era el río de la Plata, ese mar de agua dulce, contiguo a la Gran ciudad.

Buenos Aires es una ciudad con sabor a grandeza, conjugada en pretérito. Se trata de una urbe que no requiere del glamour para impresionar. No te enamora por tratar de parecerse a París; quizás enamore a los viajeros, a pesar de ello. Se trata de una ciudad que no usa sus monumentos o edificios como carnada para turistas. Buenos Aires encanta como conjunto, como sumatoria de todos sus componentes. Ha de ser por eso que los viajeros se llevan a sus hogares recuerdos de calles y barrios, y no impresiones de edificios específicos, o monumentos aislados. Caminar por sus calles es como una película, con miles de historias. Para aquellos que sean fanáticos de recorrer ciudades nuevas con audífonos en los oídos, recomiendo "Kill my Mother", de Charly García. En mi opinión, esa es la mejor canción para recorrer el centro a pie.

gran rex 01

En cuanto a letras, muchos podrán pensar que la letra por excelencia para describir a esta ciudad es "La Ciudad de la Furia" de Soda Stereo. Confieso que yo lo pensé también, pero luego de reflexionar al respecto, convertí esa canción en mi segunda opción. Para el primer lugar me quedo con "Yo vivo en esta Ciudad", que es parte del disco "Inconsciente Colectivo" de Fabiana Cantilo. Recomiendo la canción, y dejo la letra de la misma a continuación de este post, para que la disfruten. Los que han estado en Buenos Aires, me darán la razón.

P1012200

Buenos Aires es como debe ser, como su gente. Por eso, no es una ciudad de máscaras y disfraces. Es honesta. No esconde sus miserias, ni a sus miserables. Las "villa miseria" están junto a los atractivos turísticos y nadie los tapiña. "Es parte de la vida en una gran ciudad", te dicen los guías. Tienen razón. La sinceridad urbana resalta las bondades de las buenas cosas, y es la mejor manera de no olvidar lo que debe ser solucionado. Caso contrario, cuando se es prisionero de la vergüenza, las áreas tugurizadas se esconden de los demás, y terminan escondidas hasta de uno mismo; y por ende, nunca son atendidas. Hay muchas cosas de actitud que debemos aprender de Buenos Aires.

puerto madero 01

Y como dijimos antes, junto a lo feo, lo bello. Junto a las arrugas, la sonrisa. La capital argentina es como una vieja coqueta. Se sabe guapa, a pesar del paso de los años, y se maquilla para enamorar. Puerto Madero es el resultado de ese maquillaje. El puerto, viejo y abandonado de la ciudad, se transformó en la cara radiante y nueva de la capital. Edificios, rascacielos y grandes hoteles y empresas en el área nueva. Al frente, las antiguas bodegas, que ya no contienen granos, sino restaurantes, cafeterías y bares. En madio de ambos sectores, el canal del dique, con sus viejos puentes giratorios. El Puente de la Mujer, proyectado por Santiago Calatrava, se lleva las miradas de los paseantes.

puerto madero 02

Se habla ya de la próxima joya urbana de Buenos Aires: "El Bicentenario", a ubicarse al norte del Puerto Madero. A breves rasgos, lo mismo, pero "¡a lo bestia!", con otro puente de Calatrava de por medio. Ojalá les pique el bicho de la novedad, y aprovechen la oportunidad que tienen para hacer algo nuevo.

Sin embargo, más allá de lo escrito hasta ahora, debo decir que esta ciudad le debe su aura especial y original a sus habitantes; cosa que no sé si puedan decirlo Nueva York o París. Los (y las) bonaerenses tienen un empuje digno de ser reconocido. No por nada, se han sobrepuesto a una era dictatorial salvaje, y a tres crisis económicas calamitosas. Su sed por la cultura y las artes es envidiable. La sección cultural del diario "El Clarín" es más grande que la sección inmobiliaria de los clasificados del diario "El Universo". Me quedé realmente sorprendido, cuando una noche, yendo a un espectáculo de teatro, el taxista nos corrigió a mi esposa y a mí, y nos dirigió al teatro donde se presentaba la función que queríamos ver, y no donde nosotros erróneamente le habíamos indicado.

Buenos Aires es mucho más que tangos. Hay cines que presentan funciones las 24 horas del día, continuamente. Las librerías son dignas de un saqueo. Paseando entre los estantes de la librería "El Ateneo" me sentí como un godo invasor por las calles de Roma. Lamentablemente para mí, a diferencia de loque cualquier godo hubiera hecho en Roma, yo sí tuve que pagar por todas las maravillas que me llevé a casa. Muchos me reprochan el no haber ido a la feria del libro, en la plaza Italia, pero ya para ese entonces, yo tenía mi propia "feria del libro" en la maleta.

La calle Florida es otro fenómeno curioso, y no me refiero a las tiendas de artículos de cuero para los turistas. Cada 5 metros hay un tomacorriente en el piso, y cualquiera que quiera cantar, tocar un instrumento o hacer teatro en esa calle, puede hacerlo, sin pedirle permiso a nadie. Me encantaría hacer eso -por ejemplo- en la calle P. Icaza.

En definitiva, Buenos Aires no es París, no es Nueva York, y no tiene necesidad de serlo. Buenos Aires es mucho más que un tango o que un asado (aunque los "vacíos" que preparan en "del Bajo Grill", en la estación de trenes de San Isidro no le piden favores a NADIE!). Es un espacio y una gente que se dejan disfrutar sin complicación alguna. Durante mis años universitarios, alguien (creo que fue el "Hermano Lobo") me comentó que el verbo "yirar", usado por Fito Páez en su "Mariposa Tecnicolor", significaba "vagar por las calles de Buenos Aires, sin rumbo fijo". Los años me han enseñado a creerle más a los diccionarios que a mis amigos, y lamentablemente, "yirar" es una acción que puede llevarse a cabo en cualquier parte del mundo. Eso sí que es una pena, pues la capital de los porteños se merece un verbo exclusivo para describir los paseos que se hacen a diario sobre su asfalto.

P1012162

¡Salud!

YO VIVO EN ESTA CIUDAD

por: Miguel Cantilo.

Intérpretes: Pedro y Pablo.

Cover de: Fabiana Cantilo.

Yo vivo en una ciudad
donde la gente aun usa gomina
donde la gente se va a la oficina
sin un minuto de mas


Yo vivo en una ciudad
donde la prisa del diario trajín
parece un film de Carlitos Chaplin
aunque sin comicidad


Yo vivo en una ciudad
que tiene un puerto en la puerta
y una expresión boquiabierta
para lo que es novedad


y sin embargo yo quiero a ese pueblo
tan distanciado entre si, tan solo
porque no soy mas que alguno de ellos
sin la gomina, sin la oficina
con ganas de renovar


Yo adoro a mi ciudad
aunque su gente
no me corresponda
cuando condena mi aspecto
y mis hondas
con un insulto al pasar


Yo adoro a mi ciudad
cuando las chicas con sus minifaldas
parecen darle la mágica espalda
a la inhibición popular


Yo adoro a mi ciudad
aunque me acuse de loco y de mersa
aunque guada~e mi pelo a la fuerza
en un coiffeur seccional


y sin embargo yo quiero a ese pueblo
porque mi incita le rebelión
y porque me da infinito deseos
de contestarles y de cantarles
mi novedad,
mi novedad

jueves, mayo 01, 2008

El Casino en Malecón 2000: Borrar con el Codo lo que Hizo la Mano

casino malecon 2000

En mis tiempos de profesor de Historia de la Arquitectura, procuro que mis estudiantes aprendan algo más que una serie de configuraciones estilísticas y vacías. De nada sirve que los futuros arquitectos conozcan de memoria las proporciones de los órdenes clásicos, o la relación existente entre los lados de la pirámide de Keops y su base, si esa información resulta ajena al contenido humano de las construcciones que marcaron un hito en nuestro pasado como civilización. Lo construido en el pasado no sólo nos marca una época temporalmente; sirve además como un documento histórico, que nos narra mucho sobre sus constructores: su cultura, sus creencias, sus valores morales.

Es por eso que me opongo al proyecto del Gran Casino del Malecón 2000. Me parece un terrible final para un proyecto urbano que he defendido desde mis años de estudiante. Todo el bien que el Malecón 2000 le trajo a la ciudad (le brindó un espacio público donde todos los guayaquileños se sienten identificados, resucitó una de las principales avenidas de la ciudad) se puede ir al demonio con un espacio que no encaja con las actividades ya dispuestas en el sitio. Además, genera un terrible precedente para proyectos que pudieran presentarse en el futuro.

Nadie cuestiona la legalidad de los juegos de azar. Simplemente, cada lugar tiene su sitio; y así como ningún arquitecto coherente pondría un retrete en medio de una capilla, no es posible, que aceptemos la ubicación de un casino frente a un campus universitario, a lado del museo más grande de la ciudad, y contiguo al cine Imax, centro de entretenimiento de grandes y chicos.

La prostitución también es legal en el Ecuador, pero a nadie se le ocurriría instalar un centro de tolerancia en pleno Malecón 2000. El casino en el Malecón 2000 puede ser un foco de infección urbana que tugurice nuevamente a la calle que vio nacer a nuestra ciudad.

La ley es clara al respecto: los casinos sólo pueden funcionar dentro de los hoteles. Lo irónico del asunto es que -justo en la misma locación del casino- estaba previsto un Appart-hotel de 4 estrellas por parte de la Fundación "Malecón 2000". Este servidor fue parte del primer estudio arquitectónico que presentó la primera propuesta de diseño para el mencionado hotel. No entiendo el por qué del cambio. Se pudo haber dispuesto de un casino DENTRO del hotel, pero no por separado. Talvez una salida a este embrollo sería comprometer a los del casino a transformar su proyecto en hotel con casino, en un plazo lo suficientemente corto, como para no deteriorar el entorno.

Loading...